Pequeña y agresiva con la vida, cafeínomana y algo de femme fatale.

La mujer Capricornio

Femenino es el género de Capricornio, lo que le confiere inercia, pasividad, interiorización. Es receptivo e influenciable; crítico/autocrítico del exterior, lo que le permite elegir a su conveniencia. Su elemento: tierra, le da fuerza y serenidad, estabilidad y la sostenibilidad. Su carácter es perseverante, prudente, práctico, realista, comprometido, razonable, conservador, dominante y lo más importante, sabe lo que quiere y como lograrlo.

Su personalidad se define como de negocios, racional, sobria e independiente que rechaza imposiciones. Sus puntos de vista sobre la vida y el amor son principales, claros y confiables. Es pasional pero sin interés en conexiones/relaciones fugaces; ella necesita una pareja fiable que brinde estabilidad; es decir, una familia en el sentido más estricto. Absolutamente confiable, excelentes modales y dominio de sí mismo.

Conquistar a una mujer de este signo no es tarea fácil, sus demandas son muy altas. Su afecto durará en el tiempo, pues ella es toda constancia, fidelidad y dedicación a la persona querida; por esto selecciona cuidadosamente su elección y no se atreverá asociarlo con su vida, hasta estar completamente segura; él debe demostrar que es el indicado, con objetivos y prioridades claras y que sabe cómo alcanzar el éxito. No gusta de la vulgaridad, grosería, burla o comentarios vacíos. Los familiares para ella son una cosa sagrada.

- Misión: Dirigir de una manera material, reservada, reflexiva y estratégica.
- Características negativas: Rígida, hipercrítica consigo misma y con los demás, y cruel.
- Cualidad: Cardinal, de acción e impulso. Es un signo líder.
- Color: Negro
- Planeta: Saturno

Reblogged from entreletrasycafeina  198 notes

1) Permanece enamorado
2) Esfuérzate en escribir
3) Mézclate estrechamente con la vida
4) Frecuenta a escritores consagrados
5) No pierdas tiempo
6) Lee sin tregua
7) Escucha música y mira pintura
8) No intentes explicarte
9) Sigue el impulso de tu corazón
10) Calla: la palabra mata el instinto creador By Ernest Hemingway, Decálogo para Escritores  (via entreletrasycafeina)